El nuevo presidente Biden llega la Casa Blanca

Joe Biden tomaba la mano de su esposa Jill a medida que caminaban hacia la Casa Blanca, una de las pocas situaciones que se vieron normales el día que asumió como presidente de Estados Unidos. En lugar de ser recibido por una multitud de seguidores, Biden estuvo rodeado de barreras de metal, agentes de seguridad con mascarilla y un Washington de aspecto distópico, muy lejos del ambiente festivo que caracteriza normalmente el día de la toma de posesión. Luego de jurar el cargo y rendir tributo al soldado desconocido en el cementerio de Arlington, Biden y su esposa bajaron de una limusina blindada en una esquina de su nueva calle, la Avenida Pennsylvania, y caminaron hacia la Casa Blanca.

“Se siente como que estoy yendo a casa”, dijo el mandatario a un periodista de la cadena NBC durante su caminata, mientras eran seguidos de cerca por su vicepresidenta Kamala Harris y su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *